Identificación del problema

Consiste en darse cuenta de que existe un problema o necesidad que puede resolverse mediante la tecnología.

Hay que distinguir entre los problemas que podemos resolver mediante un proyecto de tecnología en la ESO, de aquellos que escapan a nuestras posibilidades, porque requieren conocimientos o medios de los que no disponemos.


Ejemplo

A veces, cuando estudiamos, adoptamos posturas incómodas, que pueden producirnos dolores de espalada o de cuello. Eso es debido a que tenemos que reclinarnos sobre el libro. Se trata de un problema muy común que, sin embargo, no solemos resolver.

Niño estudiando

 

Icono IDevice Actividad
Observa tu entorno (el instituto, tu casa y tu barrio) e identifica cinco problemas que puedan resolverse con la tecnología, distinguiendo entre los que podrían resolverse con un proyecto de tecnología (en el aula taller) y los que no. Al menos uno de los problemas detectados debe ser posible de resolver mediante un proyecto de tecnología.

Este artículo está licenciado bajo Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License

Pedro J. Castela Gil-Toresano